viernes, 2 de septiembre de 2011

MIGUEL HERNÁNDEZ

1) ¿qué es lo primero y lo último que lees en el día?

Precisamente eso. Leo el día. El que viene creciendo desde abajo, desde el aroma de la distancia; el que se traduce en nubes sobre el cerro; el que silba el zorzal en su comienzo y luego en las primeras luces nos deja un rastro de humo lento cobijándonos en un abrazo de América y Argentina con sus verdugos y sus héroes a disposición del encuentro o el desencuentro según disponga el alma.

2)  ¿qué estás leyendo ahora?

Operación masacre (Rodolfo Walsh), Terapia de Crisis, la emergencia psicológica (Alfredo Moffat).

3) ¿qué hiciste el último fin de semana?

Transcribir borradores después del reciente viaje a Capital Federal, que me legó un equipaje de muy gratos encuentros, profundos, inolvidables.

4) ¿cómo te definirías a vos mismo, desde tu actividad artística?

Un náufrago de mi propia generación, un buscador, un insistente frente a la adversidad con quien ya nos conocemos hace largo tiempo y acepto como digno enemigo, porque posee los códigos más contundentes que conozco hasta el momento.

5) ¿cuál es esa canción que siempre escuchás?

Difícilmente sea una sola. Vuelvo a todas, casi siempre, cada vez que puedo. Solo por nombrar una o dos, Informe de la Situación y Zamba para no morir.

6)  ¿cuál es tu  plato favorito?

El que comparto con mi hija.

7) ¿cuál es tu  lugar en el mundo?

El que me designe esta búsqueda eterna de lo mágico y lo real

8)  ¿cuál es el artista que te rompe el coco (pintor, músico, escritor, etc.)?

Piazzolla, Cortázar, Hamlet Lima Quintana, Raúl Barboza, John Mclaughlin, Serrat, Roberto Fontanarrosa, Joan Miró, Carlos Alonso. Muchos.

9)  ¿cuál es la película que siempre volvés  a ver?

La de la vida diaria, la de la gente que se debate entre la pobreza y la miseria; la de los jóvenes que luchan con el alcohol, las drogas, el abuso sexual; la de los gobiernos sordos que barren con todo apoyándose en la impunidad, los que liquidan la economía, los derechos humanos, la esperanza y la educación de quienes los sostienen (un pueblo culto siempre es un riesgo frente a las urnas); la película de los que deben salir a trabajar desde cualquier hora en las peores condiciones y regresar a sus hogares con resultados casi siempre decepcionantes en relación a las expectativas y el esfuerzo; la película de la esclavitud solapada tras largos muros donde se hostiga a nuestros hermanos latinoamericanos con el mote despectivo de sus nacionalidades; la película en la que un país hermano de esta América debe emigrar hacia Argentina para poder educarse (hablo de Colombia) y vivir expuesto a la inconsciencia que tan hábilmente nos sembraron desde hace tiempo; la película de los estudiantes que arremeten contra todos los obstáculos demandando horas cátedra sin cumplir; la película de los docentes enfrentados a los estudiantes porque el salario tampoco les alcanza y un sistema perverso se ríe de ambos al mismo tiempo; la de un país que aún busca a sus desaparecidos; la de las abuelas que aún buscan a sus nietos y siempre apuestan a la esperanza; la película de seguir siempre hacia adelante pase lo que pase, con errores, con desaciertos, pero siempre seguir adelante.
   
10) ¿en qué proyecto estás trabajando ahora?

Estoy trabajando sobre mi nuevo libro “Diálogo del Río”, en el cual me sumerjo en recuerdos de infancia de Puerto Gaboto, el pueblo natal de mi padre. Allí donde aprendí a disfrutar de la magia del río Coronda, las chicharras y la siesta bajo los eucaliptus y las higueras.

11)  ¿qué te pone de mal humor?

Las injusticias, las cosas no dichas, la hijaputez solapada.

12) ¿qué te pone feliz?

Las cosas mínimas que terminan siendo siempre las más significativas. Aquellas cosas con las que llega imperceptible una emoción, una sonrisa, las ganas de subir otro escalón y seguir adelante.

13)     ¿cuál fue la noticia más linda que escuchaste en los últimos tiempos?

La fuerza con que se repuso el gobierno de Rafael Correa después del intento de golpe en Ecuador, con el respaldo absoluto de todo el pueblo ecuatoriano.

14)     ¿cómo te ves en el futuro?

Creciendo, siempre creciendo.

15)     ¿cuál sería para vos, el mundo ideal?

El que decidamos como el punto máximo de nuestros esfuerzos, en todos los sentidos y en todas las profundidades de nuestro ser, hermanados, unidos en la lucha y la integración, reconciliados con nuestra conciencia histórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario